Relazione annuale del presidente in lingua spagnola

Traduzione di sr Raffaella Stecco

22/04/2012

Queridos Amigos,

Quisiera iniciar, desde el punto mas critico, o  sea de las crisis económicas, pero no solamente las que nos afecta a nosotros, con dificultades crecientes y que da grave incertidumbre  para nosotros y nuestros hijos. Es uno de aquellos momentos terribles en el cual se advierte la imposibilidad de la vida para ” salvarse “ o sea a resolver  sobretodo nuestros problemas diarios, para llegar al final de el mes , para mantener el trabajo, mantener la posibilidad de enfrentar algunos imprevistos, situaciones que hoy nos da miedo de manera especial.  Todos sabemos que aquel querido amigo, de aquel que perdió el trabajo, de aquella familia con grandes problemas de salud, de aquella empresa que tuvo que cerrar.
Entonces ¿cual es el espacio de acción concreta hacia los demás? ¿Cuál es el espacio para una asociación que intenta llevar ayuda a las personas que se encuentran en dificultad? Si nosotros mismos, no tenemos siempre la posibilidad de solucionar nuestros problemas?
Entonces,  yo  creo  que ahora mismo, mas que nunca, tendríamos que ser abiertos a la escucha, para encontrar una voluntad sincera para escuchar los gritos de auxilio, casi siempre callados, de quien vive nuestra misma dificultad, o sea mucho mas graves que los nuestros.
Es, sin embargo, en este momento en que tenemos que evitar de toda manera de cerrarnos en las fortaleza y afirmarnos en aquellos que tenemos cerca, con palabras y sobretodo con los gestos que ninguno tiene que sentirse solo y que solamente juntos podremos salvarnos de una situación en que hoy no se aprecia la humanidad o sea las personas humanas, junta con la tecnología  que no es un medio, si no el fin mismo de la soledad y del olvido.
Ahora es en estas situaciones por las cuales tenemos que buscar cerca de nosotros y listos a ayudar a quienes están necesitados.
No puedo nunca olvidar un hecho que  he vivido en una Iglesia pobre en Guatemala, donde  mientras se celebraba la Eucaristía, entró un hombre sin zapatos,   sucio, desnutrido, mal vestido,se veía totalmente enfermo , que al momento de las ofrendas, con una sonrisa y los ojos brillantes, buscó en su ropa y encontró una moneda. No olvidaré nunca este gesto porque vale mas de un gran discurso, mejor de cualquier asociación humanitaria.
Quel hombre ha demostrado para siempre que la solidaridad, y lo acercamiento entre los hombres no es lo que  tiene, si no lo que uno es y da a aquellos que se siente y dependiendo de la voluntad de ser vida y esperanza para los demás independientemente  de la condición en la que uno se encuentra, mas o meno favorable, mas o meno segura.
Y esto con la voluntad de ser pan para el  otro, también si es sufriente, excluidos y miserables.
En estos últimos años las donaciones asignadas a las asociaciones disminuyeron por lo menos el treinta por ciento. Por otro lado, esto es totalmente comprensible y por supuesto cada uno da lo que puede, pero lo esencial es que se siga  haciendo,  en la medida posible.
Yo creo y estoy convencido que es muy importante, hoy mas que nunca sentir esta necesidad de ayudar a los hermanos mas necesitados y lo mas importante no es lo que se da, sino como se da,  el deseo mas grande que tengo, primero para mi ,después para cada uno de vosotros, aun con todas nuestras preocupaciones, podamos continuar a dar nuestra moneda con la misma sonrisa y la misma mirada alegre que tenia aquel hombre mientras simplemente donaba. Alguno gestos ,algunas acciones tiene un valor universal, que dependiendo de el tiempo y lugar, dejan un signo para siempre.
Guatemala, Honduras, África, y Albania, nuestros vecinos de casa: ¿Que diferencia tienen? Que significado tiene evaluar físicamente estos o aquellos contenidos para establecer prioridades, olvidando a un desesperado por favorecer a otro, solamente ¡porqué está mas lejos de nosotros! pero ¿Lejos de que? intentemos a pensar en cualquier de estos seres humanos sin esperanza, adultos, ancianos o niños, Intentemos de imaginar que sean mudos, y que no sabemos nada de su origen, de su idioma; intentemos ahora  a fijar nuestra mirada en sus ojos, por ejemplo, los ojos de un niños, entonces, desafiar cualquier búsqueda a encontrar diferencias en aquellos  ojos, para entender    de su mirada donde vive, si es lejos o cerca de nosotros, de que raza sea y cual es su idioma.

Aquel niño podría ser nuestro hijo, es nuestro hijo. ¿ A caso Nos daríamos a nuestro hijo, el alimento nuestro?, ¿No haríamos por el cualquier cosa para protegerlo y salvarlo? entonces también un gesto o un simple gesto, en cualquier lugar del mundo  que nazca o sea dirigido tiene un valor inmenso, vital y universal.
Con frecuencia se escucha  frases como estas “con todos los problemas que tenemos aquí etc…” personalmente tengo de verdad una gran dificultad a entender cual es la diferencia que hay, sobretodo cuando no se hace la selección precisa, como en el caso de nuestra asociación, pero sucede que los encuentros se “hacen”, nos encontranos                                                                                                                                                                           en una calle en ves de otra, un lugar envés de otro. La historia de nuestra pequeña asociación y “casualmente” empezó en Guatemala, y es continuada naturalmente en otros lugares así como sucede siguiendo un sendero desconocido con varias dificultades pero bien trazado, que se abre despacio  con nuevos  ángulos y nuevas opciones. ¿Que significado tiene? Decir que no, tanto mas que cada uno puede escoger el ámbito donde actuar, lo importante es que lo haga, que mire a la persona que le sucede de encontrar y que actué, independientemente de cual asociación pertenece. Pero aun en el ámbito de nuestra asociación, bienvenida sea cualquier iniciativa a sostenimiento de la realidad local; si no lo hemos todavía hecho, si no en la mínima parte, solamente porque nuestros recursos son limitados y no me parece que tenga mucho sentido abandonar aquel sendero sobre el cual hemos sido encaminados, desde hace años como asociación para otros, aún muy similar.
Si una diferencia hay, es sobretodo en las dimensiones de los problemas, y en el hecho de cierto no trascurable, que en nuestra sociedad “avanzada” el problema mas grande ahora parece ser la soledad y la falta de espiritualidad. Pero la pobreza material, referida a necesidades primarias y vitales como la alimentación y la salud, de los lugares donde hemos comenzado, es para nosotros inalcanzable. Si hoy en cada seis segundos muere un niño por hambre o por cualquier forma grave de privación, gracias a Dios esto no sucede en Italia, pero aquel niño, repito, podría ser nuestro hijo, es nuestro hijo.
Repetidas veces me viene a la memoria una pregunta de Madre Teresa, que se refiere a una persona abandona entre los que convivía: ¿Por qué a el? y ¿No a yo? El año pasado junto al Padre Mario mientras visitábamos Honduras nos preguntabamos ¿Por qué estamos aquí? La respuesta no es fácil como puede parecer, por lo menos para mi. Hoy pienso que una respuesta puede ser: simplemente porque yo pueda ayudarlo y amarlo. Esta la única razón que puede salvar a todos, yo, él, nosotros a ellos.
Es por eso en  el año transcurrido hemos insistido, a pesar del aumento de las dificultades, con los tipos de intervención que nos han caracterizado desde el principio, es decir pequeñas cosas, pequeños gestos pero orientado de verdad a personas singulares ,propriamente  mirándolas a los ojos  a cada una. Ya, porque conocemos individualmente casi, propiamente a todas las personas a las que les destinamos nuestra ayuda, en Honduras y en Guatemala sobretodo, pero aun en Albania, y un poco menos en África donde aun no estamos pero es suficiente los ojos y el corazón del Padre Roger Houngvedji, , nuestro querido amigo que coordina las misiones dominicanas en África Occidental.
Nosotros hemos continuado con los proyectos a distancia por muy pequeños en Guatemala y en Honduras y con el sostenimiento de los estudios para los jóvenes mas grandes siempre en Honduras, donde tal empeño ha recibido un avance particular y eficazmente precioso gracias a la generosidad de José y Angela Chiaia Noya, que explicare mas adelante.
Hemos ayudado una misión dominicana en Burkina Faso en un momento particular dificil donando un vehículo que estuvo precioso por poner literalmente en salvo los estudiantes de la misión amenazada por la guerra. Hemos contribuido en la construcción de una estructura didáctica a Leizhe, en Albania, cerca de una misión de las hermanas siervas de María.
Hestos proyectos y de los nuevos,le hablare después detalladamente, con la ayuda de la comunicación de Hondura y Albania.
Ahora, antes de concluir y dejar la palabra a Lorita, atraeré la atención de todo, su aspecto que me parece fundamental e importante, que siento en este año la necesidad de afirmar con fuerza.
Sabemos bien que asociaciones hay varias , formal y de gran utilidad. ¿Cuál es la diferencia que  caracteriza una asociación cristiana y católica? ¿Cuál es el significado del actuar de una asociación como la nuestra?¿Que diferencia hay entre emocional y buenos sentimientos, por muy nobles sentimientos humanos en ser solidario y justo y una asociación cristiana y católica? ¿Cuál es la diferencia de un espíritu científico y de un espíritu cristiano?
No tengo  cierto la capacidad para responder satisfactoriamente, y me falta sobretodo el don de la simplicidad que envés tiene el Padre Mario, no tengo su sabiduría, pero deseo igualmente intentar a expresar mi convención el Espíritu Cristiano.
Sobretodo, si nos decimos creyentes nuestra creencias tienen que guiar todas nuestras acciones, y todos nuestros pensamiento, tendríamos que buscar en continuación entre coherencia y fe en la vida real. En realidad la creencia no es suficiente: es necesario testimoniar nuestra fe, con las palabras pero sobretodo con las obras, al mismo tiempo convencido que el instrumento, mas potente, no son, las indispensables y primarios recursos materiales (económico, etc.),  aun si son indispensables para que las personas tengan que comer ser cuidadas y visitadas. (Están también los derechos universales de los hombre que cubren ciertos aspectos y sin embargo son un valor que debe acumular todo), pero  que los instrumentos de sustentos mas poderosos es la plegaria, y el tiempo empleado en la oración ,enfrenta el sufrimiento y no es tiempo perdido respecto a las acciones, pero es encontrar siempre mayor fortalecimiento vital y acercarse mas al amor original, creador y salvifico.
San Mateo en su evangelio explica la palabra de Jesús: “no solamente de pan vive el hombre sino de cada palabra que sale de la boca de Dios”.
Una asociación cristiana y católica actúa con el convencimiento que, solamente el amor de Cristo, puede de verdad cambiar al mundo, ni la ideología ni la política, aunque sea la mas iluminada, menos todavía una revolución, porque el dolor, la soledad, el sufrimiento no serán nunca totalmente derrotados, porque hace parte de ser del camino del hombre. Porque el error hace parte del hombre. Observamos como las ayudas en los países en vía de desarrollo, aunque con buena fe,  pero basados en su criterio exclusivamente técnico-asistencial tienen escasos resultados. Porque hace falta amor y verdad, que son siempre necesarios aun en la sociedad mas justa.
¿Pero de que amor hablamos? No de un bago y bondadoso sentimentalismo ,pero de Dios mismo: como enseña san Juan (1 Jn 4,8.16), “Dios es caridad” la caridad es “gracia” “Cháris”, entonces es un amor recibido y donado. Deus caritas est, Dios es amor, origen y fin de todo. Dios se hizo visible en Cristo su hijo, que con su vida, muerte y resurrección nos ha indicado la verdad, ha encarnado la verdad, verdadero escandalo para todos.
Esta es la verdad de que hablamos, la única para los creyentes, en un mundo que relativiza todo, que ofrece miles de verdades.
A propósito la verdad, me sorprende siempre el pensar lo que dijo San Agustín  acerca de la pregunta hecha de Pilato a Jesús: ¿Cuál es la verdad? Quid est veritas?, cuando se dio cuenta de aquellas palabras eran “Est vir qui adest”, es el hombre que esta enfrente.
En definitiva, una  asociación como la nuestra recibe a Cristo como el mismo dice ser, es decir la vía, la verdad y la vida, entonces actúa con conocimiento que la caridad y la verdad son la fuerza principal para el verdadero desarrollo de cada persona y el autentico  desarrollo de los pueblos.
Todos estos valores son expresados en modo obviamente magistral y total en las dos esplendidas encíclicas de Benedicto XVI, “Deus Caritas Est” y “Caritas in Veritate”, que me permito calurosamente de invitarlos a leer.
También el abad Thomas Merton ha expresado muy bien, en pocas palabras, el sentido de caridad y verdad; en efecto el nos dice: la vida espiritual se resume en el amor. No se ama porque se quiera hacer el bien a alguien, ayudarlo, protegerlo actuando de esta manera, nos comprometemos como si miráramos el prójimo como simple objeto y nosotros como seres generosos y sabios .Pero esto no tiene nada que ver con el amor.
Amar significa comunicar con el otro y descubrir en el una parte de Dios.
Exactamente como en aquel hombre del ofertorio al inicio de estas reflexiones con corazón abierto, pobres con los pobres, exactamente como todos los rostros que hemos encontrado en las chozas de Honduras, en las aldeas perdidas en Guatemala en el orfanato en Albania y que ninguno parece mirar.
No tenemos necesidad de mitos, no necesitamos de un Che Guevara, tenemos necesidad de Cristo.